Bienvenido a idiomachino.info

En esta web encontrará información sobre el idioma chino. traductores chinos

Aprenderá acerca de los diferentes dialectos del chino, su pronunciación, su escritura, su gramática, la importancia del tono y las principales dificultades de traducción y aprendizaje del chino para un español.

Asimismo, también podrá solicitar presupuesto gratis y sin compromiso de traducción técnica y traducción jurada del chino al español y del español al chino o contratar un intérprete de chino en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, Alicante, Málaga, Zaragoza o cualquier otra ciudad española.


Traductores técnicos de chino
¿Chino mandarín o cantonés? ¿Chino simplificado, chino tradicional o pinyin?
Traductores jurados de chino

EL IDIOMA CHINO

El idioma chino pertenece a las lenguas siníticas propias del este Asiático. Las lenguas siníticas tienen su origen en la llanura central de China y es una de las principales familias dentro de las lenguas sino-tibetanas. Como principales características tienen el hecho de ser lenguas tonales y aislantes, son básicamente monosilábicas y el orden de la oración es fijo: sujeto + verbo + objeto, con modificadores que preceden a las palabras alteradas. Los registros más antiguos se remontan hasta el 2.000 a. C. o incluso antes.

En realidad el chino es tan solo una de las lenguas que se hablan en China, aunque suele utilizarse erróneamente el término chino para hacer referencia al conjunto de lenguas siníticas habladas en China y prácticamente ininteligibles entre sí, que son:

  • Mandarín (汉语): Es el idioma oficial en China y la lengua nativa de más de 836.000 millones de personas. Es el idioma más hablado del mundo (una cuarta parte de la población mundial lo habla).
  • Wu (吴语): El nombre Wú (吴) viene del nombre de uno de los tres reinos en que se dividió China al final de la dinastía Han, y cuyo territorio se correspondía a grandes rasgos con el ámbito lingüístico actual del Wu. Es la lengua más utilizada en la parte baja del río Yang-Se y lo utilizan unos 90 millones de personas. Uno de sus dialectos más conocidos es el Shanghainés.
  • Ming (闽语): Lo emplean unos 60 millones de personas en la zona de Taiwan, Fujián, Hainán y la costa meridional. Es la lengua que tiene una variedad fonológica más amplia en lo que respecta al número de consonantes, sobretodo en su variedad del Sur, dado que históricamente fue una zona muy aislada debido a la falta de corrientes de agua.
  • Yue (粤): Es la lengua propia de la provincia de Guangdong y entre sus dialectos más conocidos se encuentra el cantonés que se habla en Hong Kong y en las colonias chinas de EE.UU. Hablan Yue un total de 50 millones de personas.
  • Hakka (客家话): El pueblo hakka tienen su origen en varios episodios de migración desde el norte al sur de China durante los períodos de guerra y disturbios civiles. Los antepasados de los hakka vinieron de las actuales provincias de Henan y Shaanxiy. Literalmente Hakka significa visitante. Es hablada en el sudeste de China por unos 34 millones de personas.

Chino Mandarín

La palabra "China" en español y chinoLa lengua china propiamente dicha es el Mandarín, también conocido como Pu-Tong-hua (普通话 – habla común) o Hanyu (汉语 – lenguaje de los Han), y puede dividirse en ocho dialectos, entre los que destaca el Beijin Hua (北京话 – lengua de Beijin), por ser el hablado en la capital Pequín y en cuya pronunciación se basa el Pin-yin (transcripción de la pronunciación de los caracteres para facilitar su aprendizaje).

El chino estándar o mandarín es la lengua oficial de la República Popular China y de Taiwán, una de las cuatro lenguas oficiales de Singapur, y una de las seis lenguas oficiales de la ONU. También se habla en Indonesia, Filipinas, Singapur, Tailandia y en las numerosas comunidades chinas repartidas a lo largo y ancho del mundo.

A continuación, se detallan las características más importantes que diferencian la lengua china de las lenguas occidentales: 

En contraposición con la escritura alfabética occidental, en China se utiliza una escritura logográfica, donde cada pictograma o ideograma, representa por sí solo una palabra o morfema, esto es, cada carácter o sílaba china tiene un significado propio, aunque también puede haber palabras que estén formadas por varias sílabas, bien como suma de sus significados, como 电脑 (diannao: cerebro + eléctrico = ordenador) o 钱包 (qianbao: dinero + bolsa = monedero), o por similitud en los sonidos 意大利 (yidali = Italia).

En Chino Mandarín podemos encontrar alrededor de 50.000 caracteres diferentes, aunque se considera que con 2400 caracteres se pueden leer el 90% de los caracteres presentes en prensa escrita y conociendo 5000 caracteres se posee un alto estándar de la lengua.

Caracteres chino y transcripción en pinyin
Pocas escrituras son tan definitorias de la cultura en la que fueron creadas como la escritura china. Por ejemplo, el hecho de que el carácter de “seguridad” (安) sea el de una mujer (女) debajo de un techo con humo en la chimenea (宀). Además, ésta es la diferencia más visual que posee el lenguaje chino respecto a los idiomas europeos.

Escritura del chino: chino tradicional y chino simplificado

El idioma escrito cuenta además con dos formas de escritura oficiales, el chino tradicional y el chino simplificado, que es una abreviación (reducción del número de pinceladas) de los caracteres tradicionales para facilitar su aprendizaje. Esta simplificación se produjo durante la segunda mitad del siglo XX por el Gobierno de la República Popular China y, mientras que en la China continental se utiliza mayormente esta nueva escritura, en otros lugares como Taiwán siguen utilizando la escritura tradicional.

Pinyin

También existe una tercera forma de escritura, llamada pinyin, que fue creada para la romanización de la lengua china escrita y está basada en la pronunciación del dialecto mandarín de Pequín (Beijin Hua). Básicamente se trata de la transcripción alfabética de los sonidos correspondientes a los caracteres y sus tonos.

Los occidentales nos basamos en el pinyin a la hora de aprender la pronunciación de los pictogramas chinos. No se trata de una alternativa a los pictogramas que pretenda desplazarlos como forma de expresión escrita, sino una simple ayuda para el aprendizaje del idioma y para facilitar la escritura en medios informáticos.

En LinguaVox ofrecemos traducciones del español al chino tradicional y al chino simplificado.

¿Cómo se pronuncia el chino?

A continuación encontrará una aproximación a la pronunciación del idioma chino, contrastada con la pronunciación del idioma español.

En chino existen 23 sonidos iniciales o consonánticos que son:

B /p/ No aspirada. Es como la p española, un poco más suave.
P /pʰ/ Como P en inglés, más explosiva que la española.
M /m/ Como en castellano.
F /f/ Como en castellano.
D /t/ No aspirada. Es como la p española, un poco más suave.
T /tʰ/ Como T en inglés, más explosiva que la española.
N /n/ Como en castellano.
L /l/ Como en castellano.
G /c/ No aspirada, como la C en escuela, un poco más suave.
K /kʰ/ Como K en castellano, pero más explosiva.
H /h/ como la H aspirada en inglés.
J /ʤ/ Como LL del español en llamar, pero más vibrante.
Q /ʦ/ Como la Ch en chiste, pero más explosiva.
X /sh/ como la Sh inglesa en la palabra she.
Z /ʥ/ Como ZZ en pizza, es decir, D+S
C /ts/ Como T+S pero más explosivo, como en la palabra inglesa students.
S /s/ Como en castellano.
ZH / ʥʳ/ Como ZZ en español, pero con la lengua más atrás.
CH /tsʳ/ Como T+S, pero con la lengua más atrás.
SH /sʳ/ como la S castellana pero con la lengua más atrás.
R /r/ Como la R simple española en cara
W /wu/ Como la u en castellano.
Y /i/ Como la I en castellano.

El idioma chino también tiene 7 sonidos vocálicos (los cinco españoles, a, e, i, o, u, más la ü, que sería una mezcla entre i y u parecida a la u francesa, y la e abierta /ə/ que podemos comparar con la e de pare en catalán o la terminación “er” en inglés de father).

En total hay 36 sonidos finales: a, o, e, i, u, ü, ai, ei, ui, ao, ou, iu, ie, üe, an, en, in, un, ün, ang, eng, ing, ong, er, ia, iao, ian, iang, iong, ua, uo, uai, uang, ueng, y üan. La combinación de los sonidos iniciales y finales nos dan las aproximadamente 400 sílabas existentes en chino.

Tanto en chino como en español hay acentuación. La diferencia radica en que el chino es un lenguaje tonal, esto es, la diferencia de tono otorga diferencia de significado a la palabra.
El chino tiene 4 tonos (声调- shengdiao):
1º – tono sostenido: Se marca con un guión: ā.
2º – tono ascendente. Se marca con un acento agudo: á.
3º – tono descendente-ascendente: Se marca con un ángulo: ǎ
4º – tono descendente: Se marca con un acento grave: à.
Además existe un tono neutro.

Estos cuatro tonos más el neutro se unen a los 400 fonemas (sílabas) existentes en el idioma para formar los diversos sonidos del lenguaje oral.

Cada tono, por lo tanto, otorga un significado diferente a la sílaba, por ejemplo, la palabra “ma” en el primer tono (妈) significa ‘madre’, en el segundo (麻) ‘cáñamo’, en el tercero (马) ‘caballo’ en el cuarto (骂) ‘maldecir’ y el quinto (吗) equivale a un signo de interrogación.

Este cambio de significación no existe en el español, donde nos resulta claramente comprensible el significado de una palabra aunque cambiáramos su acentuación, si dijéramos “monto a caballó” en lugar de “monto a caballo”, un hispanohablante sería capaz de comprender el significado de la palabra caballo, en cambio en chino la oración sería prácticamente incomprensible al cambiarle el tono.

El chino es una lengua sintética, esto es, cada sílaba tiene una gran cantidad de significados diferentes. Ya hemos visto que el significado puede variar según el tono que se le dé, pero además la misma sílaba con el mismo tono puede albergar numerosos significados diferentes. Por ejemplo, la silaba mǎ (马) no solo significa caballo, también puede significar peso, número o código, o apilar (码), o ágata (玛), hormiga (蚂), mamut (犸), etc. Aquí radica una de las grandes dificultades del idioma.
Respecto a la sintaxis, el orden básico de la oración se corresponde al esquema: sujeto – verbo – objeto, pudiendo añadir otros elementos como adverbios o sintagmas preposicionales entre el sujeto y el verbo.

No existen las declinaciones ni variaciones del verbo, con lo que el significado depende del orden dentro de la oración. Pongamos por ejemplo una oración básica, como 我 爱 你 (donde 我 es yo, 爱 es amar y 你 es tú). En este caso la oración significa yo te amo, en cambio si decimos 你 爱 我,el significado cambia a tu me amas.

Además, en chino las categorías gramaticales -sustantivo, adjetivo, verbo, etc.- son mucho más versátiles que en español, por ejemplo, 对 (dui) puede funcionar tanto como preposición (a, para) o como verbo (dar a), o cualquier adjetivo, que pueden funcionar como adjetivos o como verbos (cuya traducción al español sería “ser + el adjetivo”).

Como hemos dicho, el chino es una lengua aislante o analítica: carece de conjugación verbal, declinaciones y cualquier otro tipo de flexión comparable, y esto también implica las conjugaciones verbales. No es un idioma basado en el tiempo, sino que habla en términos de experiencias o cambios.

Por ejemplo, 了 (le) después de un verbo nos dice que la situación actual ha cambiado con respecto a la anterior, mientras que 过 (guo) nos indica que el hablante ha vivido esa experiencia, 完 (wan) detrás de un verbo nos indicará que la acción está completamente terminada o 好 (hao) que la acción se hizo correctamente. Pero estas partículas en sí mismas no marcan un tiempo verbal exactamente, por ejemplo, 我 住在 北京 过 (我 =yo , 住在 = vivir en, 北京 = Pequín, 过 = partícula que indica experiencia) podría significar tanto yo he vivido en Pequín (pasado) como yo habré vivido en Pequín (futuro) dependiendo del contexto.

Esto implica que la persona encargada de realizar una traducción de chino a español necesita reverbalizar el texto, es decir, necesita buscar el tiempo verbal más adecuado en cada momento según el contexto. Algo parecido sucede al traducir de español a chino, puesto que es necesaria una contextualización del texto, esto es, otorgarle un contexto escrito que ayude al lector chino a ubicarse correctamente.